¿Cómo se aplica la Inteligencia Artificial en la psicología?

¿Cómo se aplica la Inteligencia Artificial en la psicología?

La Inteligencia Artificial tiene diversos campos de aplicación. Uno de ellos es la psicología. En este artículo puedes conocer a profundidad cómo se aplica la Inteligencia Artificial en la psicología. De hecho, ambas disciplinas están estrechamente relacionadas.

Conoce la aplicación de la Inteligencia Artificial en la psicología

La psicología se considera la ciencia más humana. Especialmente porque estudia el comportamiento humano y los procesos mentales. Por otra parte, la Inteligencia Artificial tiene como finalidad lograr que una máquina o programa pueda imitar a un humano. Específicamente al realizar operaciones o tareas.

Puede que a primera vista no se pueda identificar la relación entre ambas. Sin embargo, estas dos disciplinas se complementan para su funcionamiento. En realidad, la Inteligencia Artificial debe conocer a profundidad el funcionamiento de la mente y el cerebro humano, Solo así, puede emularlo o imitarlo para aplicarlo en un sistema o máquina. A continuación, se explicará detalladamente la relación que existe entre la Inteligencia Artificial y la psicología.

Inicio de la relación entre la psicología y la Inteligencia Artificial

A mediados del siglo XX la Inteligencia artificial captó la atención de diversos investigadores. Sin embargo, no fue hasta los años 80 cuando se relacionó la psicología cognitiva con la Inteligencia Artificial. Específicamente, para poder comprender a mayor grado la mente humana y así lograr imitarla.

En otras palabras, la Inteligencia Artificial se aplica en la psicología para entender el funcionamiento de la mente. Esto es posible a través de diversos procesos. Por ejemplo, el machine learning (aprendizaje automático), deep learning (aprendizaje profundo), procesamiento de textos, redes neuronales, etc.

Inteligencia Artificial en la psicología

Ahora bien, la relación entre ambas disciplinas tiene dos vertientes principales. La primera es la aplicación de la IA para poder imitar a un ser humano al realizar tareas de manera lógica. Esta se relaciona directamente con la psicología cognitiva, es la manera en la cual se obtiene el conocimiento necesario.

La segunda aplicación se relaciona con la comprensión de la mente humana con fines asistenciales. Se trata de la psicología clínica, en la que una máquina o robot puede cumplir con la función de un psicólogo. A continuación, se detallan más a profundidad todas las aplicaciones de la Inteligencia Artificial en:

Psicología social

La IA se aplica en la psicología social, ya que estudia el comportamiento social de los humanos. De hecho, esto coincide con lo que expresaron los investigadores del proyecto OpenAI, que promovió Elon Musk. Estos investigadores mencionaron la necesidad de entender cómo funcionan los procesos racionales del ser humano en la sociedad.

Solo así será posible que la Inteligencia Artificial tenga características humanas. Es necesario que los científicos sociales determinen cómo lograr que la IA interactúe con mayor naturalidad con el ser humano. Esta aplicación es fundamental para lograr mayores avances con IA. A fin de resolver problemas y satisfacer problemas de la sociedad.

Psicología forense y criminología

La IA se aplica en la criminología y la psicología forense para analizar perfiles criminales y de sociópatas. En este análisis se incluye la información sobre los perfiles psicológicos. De esta manera, la IA puede estudiar y relacionar esta información con las conductas criminales y sociópatas.

De igual manera, la IA resulta muy útil en la simulación de delitos y crímenes. Así se pueden obtener pistas para la resolución de casos. Esto puede contribuir favorablemente para la aplicación de la verdadera justicia en el sistema criminal.

Inteligencia Artificial en la psicología

Psicología clínica

Uno de los objetivos principales de la Inteligencia Artificial es comprender el comportamiento humano. Se espera que, en el futuro, la IA dote a las máquinas para una comprensión plena de las emociones, estados de ánimo y problemas de las personas. De esta manera, pueden realizar consultas psicológicas y velar por la salud mental de las personas.

De hecho, en la actualidad ya se aplica la IA para asistir a personas con ciertas patologías mentales. Por ejemplo, pacientes que sufren de Alzheimer y demencia senil. A nivel de psiquiatría se aplica la realidad virtual para tratar fobias y estrés postraumático. Este campo ya se está aplicando y se han logrado resultados exitosos. Sin embargo, aún faltan investigaciones en esta área.

Psicología cognitiva

Este tipo de psicología es uno de los más relacionados con la Inteligencia Artificial. La psicología cognitiva estudia los procesos relacionados con el aprendizaje y el conocimiento. De acuerdo con la corriente constructivista, los humanos nacen con ciertos conocimientos adquiridos y heredados.

Posteriormente, va acumulando otros conocimientos a través de las experiencias vividas con el paso del tiempo. De la misma manera, la IA parte desde datos básicos. Posteriormente se va alimentando con el análisis y estudio de procesos mediante el machine learning. Los estudios e investigaciones sobre la aplicación de la IA en este campo continúan.

Se espera dotar a las máquinas con las habilidades necesarias para desarrollar su aprendizaje. Más allá de acumular información, se espera que pueda analizarla y utilizarla en la toma de decisiones. Así las máquinas serán inteligentes e imitarán con exactitud el comportamiento humano con respecto al aprendizaje.

Inteligencia Artificial en la psicología

Psicología educativa

En la actualidad ya se está aplicando la IA en el programa educativo. Existía una necesidad imperativa de transformar el sistema y romper con paradigmas educativos existentes. Gracias a ello existen diversos métodos de aprendizaje que han evolucionado. Por ejemplo, la neuroeducación y los sistemas de tutores inteligentes.

Gracias al uso de la Inteligencia Artificial se han creado sistemas de asistencia para los estudiantes. Los cuales brindan asesoría y facilitan respuestas sobre centros de estudio, horarios, evaluaciones, documentos, etc. La combinación de la psicología educativa y la IA es fundamental para la evolución de los modelos educativos y la manera de fomentar el aprendizaje.

Neurociencias

La neurociencia estudia la estructura, funciones o desarrollo del sistema nervioso. Asimismo, la IA aplicada en la psicología, busca analizar el funcionamiento de la mente humana. De hecho, el uso de las redes neuronales se emplea para simular el proceso de resolución de problemas.

Ejemplos de la aplicación de la inteligencia artificial en la psicología

Más allá de los conceptos fundamentales sobre la relación de la IA y la psicología, existen ejemplos. En la actualidad, se llevan a cabo diversos proyectos donde se está aplicando la IA. A continuación, se mencionan algunos de ellos:

Laboratorios de Investigación de Psicobōtica

En Psicobōtica Labs se desarrollan activos y prototipos de IA aplicada a la psicología. Lo cual incluye:

  • Modelos de la Cognición y las Emociones
  • Iniciativas de Ciencia Ciudadana
  • Interfaces Mente-Máquina
  • Neurociencia Cognitiva

Los resultados de estos estudios se integran en los productos de IA aplicada en la psicología. A fin de favorecer el comportamiento inteligente de los sistemas para modificar el estado mental de una persona.

Los resultados de nuestros proyectos de investigación se integran en nuestros productos de inteligencia artificial aplicada a la psicología: los modelos cognitivos se utilizan tanto para generar un comportamiento inteligente en los sistemas de IA como para modelar el estado mental del usuario.

Ifeel

Esta es una aplicación que utiliza la IA para brindar apoyo emocional a los pacientes. Puedes acceder a terapias online para recibir tratamiento psicológico adaptado a tus necesidades particulares. Ifeel está programada para realizar un seguimiento a diario de cada paciente. A fin de conocer su estado de ánimo y evolución con el tratamiento.

Ifeel cuenta con un sistema de digitalización de las emociones. Así es posible identificar qué factores pueden influir negativamente en el estado de ánimo de un paciente. De igual manera, facilita la recomendación de tratamientos personalizados. Los cuales tienen previa aplicación por parte de psicólogos clínicos.

Gatebox

Esta es una iniciativa que ofrece acompañantes virtuales con IA para aquellas personas solas. Incluye un holograma de un personaje con personalidad curativa. Este aparato se puede conectar a una red inalámbrica con otros dispositivos y electrodomésticos. Para facilitar su manejo. Gracias a la IA el dispositivo se preocupa por su dueño, convive y conversa con él.

Puede saludarlo, brindarle frases animadoras, conversar con la persona durante el día, etc. Es una chica en holograma, por lo que para muchos representa una “novia”. Su nombre es Azuma Hikari. Incluso si estás fuera de casa, puedes iniciar un chat con tu personaje. Es todo un personaje para brindar apoyo emocional.

Este es un tema que cuenta con el apoyo de algunos y el rechazo de otros. Esta tecnología proviene de Japón, un país en el que muchas personas viven aisladas de la sociedad. Por lo que es necesario que reciban ayuda psicológica para relacionarse con la sociedad. Así que esta compañera puede ser la ayuda que una persona en esta condición necesite.

Sin embargo, sus detractores consideran que no es la mejor solución. Ya que, muchas personas pueden desarrollar apegos por estos amigos virtuales. Y no sentir la necesidad de relacionarse con otros seres humanos. Lo cierto es que esta realidad es gracias a la aplicación de la IA en la psicología.

Emibot

Se trata de otro programa diseñado con Inteligencia Artificial para capturar las emociones. Su origen surgió en China, donde se creó con la capacidad de reconocer patrones faciales. La precisión al detectar las emociones es de un 96%. Esto es posible al interpretar los rasgos de la persona. Por ejemplo, la dilatación de pupilas, apertura de la boca, orificios en la nariz, ángulo de las cejas, etc.

Aún se están realizando estudios para que este programa funcione con la misma precisión con toda la población mundial. Es decir, no solo con la raza asiática sino también con otras razas y etnias del mundo.

Proyecto MARIO

Esta aplicación de la Inteligencia Artificial en la psicología resulta muy interesante. La finalidad de este proyecto es ayudar a pacientes con patologías mentales. Como lo son la demencia senil, la soledad, el aislamiento, Alzheimer, etc. Esta iniciativa fue desarrollada por la Unión Europea.

Se trata de un robot que ofrece asistencia y acompañamiento a las personas mayores con problemas de salud mental. Esta es una invención innovadora y multifacética que incluye la entrega de estos robots a domicilio. Se considera parte de un servicio de apoyo social. Especialmente, al comprender que estos pacientes muchas veces se consideran una carga para la sociedad.

Más allá de acompañantes, estos robots también cumplen la función de estimulación cerebral del paciente. Para poder prevenir o detener el avance de dichas patologías. Es una iniciativa que puede aportar datos valiosos y relevantes para mejorar la calidad de vida de estos pacientes. Así como encontrar tratamientos más eficaces.

Estos son tan solo algunos de los ejemplos en los cuales se está aplicando la Inteligencia Artificial en la psicología. Y muchos otros proyectos continúan en desarrollo. Los cuales están pensados para analizar las emociones humanas, el comportamiento y cómo influye en las decisiones y otros ámbitos.

Mejorar la calidad de vida gracias a la aplicación de la Inteligencia Artificial en la psicología

La aplicación de la Inteligencia Artificial en la psicología tiene como objetivo mejorar la calidad de vida de las personas. Estos métodos revolucionarios e innovadores pueden influir en los procesos cotidianos que realizamos sin pensar. Pero, también influye en las grandes cuestiones de la vida.

Por ello, surge la necesidad de comprender a profundidad las emociones, sentimientos y comportamientos humanos. Mientras mayor información exista, mejor será el nivel de comprensión. Por ende, se podrán crear y adaptar máquinas y sistemas con Inteligencia Artificial para satisfacer necesidades, resolver problemas, facilitar tareas, etc.

Por supuesto, aún es necesario analizar y decidir los aspectos éticos relacionados. A fin de determinar las condiciones de uso, acceso a la información, etc. Sin lugar a dudas son muchos los desafíos que aún enfrenta la Inteligencia Artificial. Pero las ventajas superan los desafíos y garantizan una verdadera transformación.

En este artículo se analizan solo algunas de las aplicaciones de la Inteligencia Artificial en la psicología. Ya que, la mente siempre ha representado un desafío para la investigación. Más aún al incorporar una nueva disciplina. Por ello, se requieren muchas investigaciones y estudios. Sin embargo, en la actualidad ya existen numerosos proyectos exitosos que contribuyen a una mejor calidad de vida.

boton entrar

Deja un comentario